martes, 29 de septiembre de 2015

Ser uno mismo ante una perdida... He ahí el dilema!



Ante una pérdida ¿Somos nosotros nosotros mismos o lo que la sociedad quiere?

Ser o no ser, esa es la cuestión... ¿Somos capaces en momentos de shock de sacar nuestra esencia o nos dejamos llevar por el "deberías comportarte así"?

Toda crisis inesperada o esperada, está ahí para que saquemos lo mejor de nosotros mismos y no lo peor... El dolor es natural, el sufrimiento no...

Pero, ¿Cómo sacar en esos momentos nuestra autenticidad, si no lo hemos practicado antes?

Siendo valientes y empezando a reflexionar y meditar con sinceridad, no hay otra alternativa... Lo otro, nos lleva a una perpetua infelicidad, a separarnos de nuestra esencia y secarnos en nuestro propio desierto emocional... Tenemos todo el derecho a recorrer ese desierto, pero si estamos en este grupo es para SER y ser cada día más conscientes, más libres y más felices.

Sólo puedo señalar un camino interior, que no está exento de dificultades, pero que con cada paso sincero, hay una toma de consciencia que nos revela que estamos en el buen sendero...

Ser uno mismo en esencia, nos hará ver el "tú debes" en muchos rostros, en muchos silencios y en muchos murmullos, pero la caricia del Alma y los hechos coherentes con nuestro ser, nos darán las alas necesarias, para poder volar a las alturas de la mente clara y serena, donde el paisaje cotidiano, se llena de oportunidades, de fraternidad y de un amor sincero...

Abrazo tu SER o tu no SER, pues para mi seguimos siendo almas perfectas en busca de Luz... sólo depende de nosotros y de las ayudas que nos llegan desde el plano espiritual, el aceptar nuestra responsabilidad en la manera en cómo reaccionamos o fluimos con los avatares de la vida...

Recibid un fuerte abrazo lleno de Paz Profunda!

Guillermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario