domingo, 21 de abril de 2013

La sinceridad como llave para el cambio


Una de las llaves del verdadero cambio es la sinceridad con uno mismo.

Si me miro al espejo y estoy triste,
Si voy por la calle esquivando la vida,
Si mis pensamientos son mi peor pesadilla,
Si la apacible sonrisa es ya sólo un recuerdo,
Si utilizo la soledad para evitar ver mis reflejos,
Si hago conscientemente estas cosas y más, para sumirme en la inconsciencia de la rutina diaria y haciendo esto mismo un día tras otro, no cambia nada...

Llegará de lo profundo de esta inconsciencia una señal, una pregunta, una reflexión que cambiará el rumbo de nuestros pensamientos, deseos y emociones. sólo si verdaderamente somos verdaderamente sinceros con nosotros, abrazamos nuestras sombras y con humildad empezamos desde cero a vivir el presente, sin ir hacia el pasado de la ilusoria culpa o hacia el futuro de la más ilusoria preocupación...

La Luz que habita en cada ser se nos manifiesta poco a poco, sino nos cegaría y un cambio tan grande nos podría sumir en procesos psicóticos, etc.. Por eso la naturaleza es sabia y los cambios suceden por evolución o toma de consciencia y no por revolución...

Recordemos siempre, que el verdadero cambio está siempre presente en nosotros, en ese silencio interior que hace visible las señales que la inconsciencia no deja ver...

Recibe mi sonrisa interior en tu corazón, para que cogidos de la mano, vivamos un mundo mejor y más consciente, donde la máscara deja paso al bello ser que todos somos...

Vuestro amigo Guillermo. Bendiciones!

No hay comentarios:

Publicar un comentario