miércoles, 29 de julio de 2015

El Amor siempre mejora...





Muchas veces no somos capaces de cuidarnos a nosotros mismos, no encontramos el momento, la forma o las fuerzas para empezar a caminar en el terreno de la sanación... Es el momento de centrarnos en los que nos necesitan, empezando por los más cercanos, realizar una visita, acompañar a un anciano, a un enfermo, a un amigo y estar plenamente conscientes de esos momentos, y es entonces cuando por resonancia con el amor y la actitud de servicio empezamos a vibrar en octavas cada vez más altas... El Amor siempre mejora! 

Recibid un fuerte abrazo lleno de mi presencia más sincera!

Bendiciones!

miércoles, 22 de julio de 2015

La sinceridad Sana



Todo el mundo quiere sanar, curarse, dejar de estar estresado, pero..¿Dónde está el detonante que nos hace empezar el cambio?

Está en lo profundo de la consciencia, tras los velos de la culpabilidad, la vergüenza, el castigo, el juicio, y todos los velos que han empañado la virginal sinceridad del ser...

Ser dignos de sanar, es querernos tal y como somos, aceptar los cambios y perdonar nuestra inconsciencia, penetrando en el ahora consciente...

Deseo de corazón que todos acariciemos la sinceridad inmaculada que lleva implícita la sinceridad sin velos...

Un abrazo sanador con todo cariño.

Guillermo.

sábado, 4 de julio de 2015

El encuentro con el Amado...






Aquí os dejo la letra de Madame Butterfly con lo que me inspira a mi:

Un hermoso día veremos alzarse
un hilo de humo en el horizonte. (Miraremos más allá de lo mental)

Y entonces aparecerá la nave. (aparecerá una percepción espiritual)

Luego, esa nave blanca entrara (Blanca por su pureza)

en el puerto, atronando con su saludo. (Haciendo vibrar nuestro ser)

¿Lo ves? ¡Ya ha llegado! (La intuición nos lo corrobora) 

Yo no bajo a encontrarme con él. (Me dejo llevar por la contemplación sin juicio que me revela lo espiritual)

Me pongo allí, en lo alto de la colina, (Contemplo con mi consciencia)

y espero, espero largo tiempo (Confío en que todo ocurre en su justo momento)

y no me pesa la larga espera.( Porque vivo el momento presente)

Y saliendo de entre la multitud (De la diversidad percibo la unidad)

un hombre, un punto pequeño (Un punto que es el centro del ser)

se destaca por la colina. (Lo contemplo en armonía consciente)

¿Quién será? Y cuando llegue, (Puedo perder el ahora por las preguntas)

¿qué dirá?, ¿qué dirá?(Puedo querer controlar la situación)

Llamará a Butterfly desde lejos. (Pero su llamada me calmará)

Y yo, sin dar respuesta, (Volveré al aquí y ahora sin juicios)

estaré allí escondida, (En el vacío potencial del ser)

un poco para inquietarlo, (Sintiendo cómo el ego se resiste a la unión)

y un poco para no morir (El ego cree que morirá ante su presencia)

al primer encuentro, y él, con alguna inquietud, llamará, llamara: (Al fluir sentimos su llamada, su vibración amorosa)

"Pequeña mujercita, olor de verbena", (nos llama por nuestro verdadero nombre, esencia, ese yo soy real)

los nombres que me daba (Las vibraciones sublimadas)

cuando volvía a casa. (Al regresar conscientemente a la vibración primordial, nuestra casa real..)

El encuentro con el amado... Con la esencia divina, en lo alto de la colina tras el desembarco en tierra... Simbolismo puro de esa fe sin temores...

El encuentro se produce al dejar que su esencia desembarque en nuestro corazón y desde ahí sublimado asciende hacia las altas cimas de la consciencia, fruto de la ardiente calma que proporciona la percepción de la Unidad con él....

Os dedico este trozo de Madam Butterfly del genial Puccini a todas vosotras, valientes amadas por la divina esencia, valientes mujeres en busca del verdadero consuelo del Alma...

Escuchar primero el vídeo leyendo la traducción y luego escucharlo una segunda vez, con el alma al vuelo, los ojos cerrados y el espíritu encendido del Amor que ya habita en vosotras!!

Feliz noche del Sábado material y feliz instante del eterno inmaterial...

Seguro que a más de una os rodaran lágrimas de felicidad como a mi al sentir esa unión...

Paz Profunda!