domingo, 14 de junio de 2015

Para Sabiduría, quita un poco cada día...



La sabiduría brota de nuestro interior, al depurar y dejar atrás las viejas creencias limitantes, rígidas y faltas de vitalidad espiritual.

Quitar cada día un poco de las sombras de nuestro ego, nos lleva a ser sinceros y valientes descubridores de la sabiduría del Alma...

El conocimiento en su justa medida, nos ayuda a entender la sabiduría, pero si atesoramos infinidad de conocimientos, sobre duelo, relajación, meditación, autoestima, etc... entramos en una dinámica que no deja espacio para ver que debajo de ese conocimiento estancado, fluye la sanadora agua que mana del Ser, pura y cristalina...


Así que como decía Lao-Tze: quita un poco cada día de lo superfluo, desnuda tus manos, suelta el ilusorio oro de atesorar y llénalas del agua que calma el sufrimiento y el dolor, qué aclara nuestra mente.

Cuando empezamos a Tomar Consciencia plena de la vida, nos damos cuenta que es un cuenco que nunca se termina de llenar, pues la observamos desde el vacío repleto de infinitas posibilidades, que en el AHORA, aceptamos con la confianza del que ha bebido de la fuente original, aunque sólo haya sido un segundo...

Sabiduría y Conocimiento son las dos cara de una misma moneda, pero cuando la miras de canto, ocurre un milagro... El tiempo se para y el Ser se hace consciente del infinito mundo que hay a su alrededor...

Recibid un fuerte abrazo, lleno de la Sabiduría que nos trae la paz Profunda!

Bendiciones!

Guillermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario