martes, 10 de septiembre de 2013

Más allá de ti mismo.



El agua está para cumplir una misión y para esa misión debe circular, debe saber que es parte de un mar más grande y que antes o después todas las gotas llegan a su destino.

El cántaro es bueno si cumple con su función que es ser canal para transportar esa agua y que llegue a su destino, sino el agua se pudrirá y tendrá que esperar mucho más hasta que por medio de la evaporación fluya otra vez con la energía de la vida...

Todo tiene una misión llena de neutralidad, está en nuestras manos dejar fluir nuestro verdadero ser.

Recibid un gran abrazo, lleno de frescura y movimiento interior.

Guillermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario