sábado, 12 de marzo de 2011

EL SILENCIO INTERIOR.

EL SILENCIO INTERIOR.
El ejercicio de hoy trata del silencio interior, puerta hacia la Luz que disipa las tinieblas y libera al Alma.
Quiero que seáis conscientes de la importancia de estos periodos de comunión interior, para darle sentido a la vida y así poder apreciar el sentido de trascender,cuando nos llegue la hora.
Cada cual que lo adapte a su etapa de duelo, pues al principio es difícil enfocar la consciencia, en cualquier otro pensamiento que no sea el dolor, la impotencia y la rabia contenida... pero antes o después deberíamos ir incluyendo esta extraordinaria herramienta para trasformar ese dolor, en Armonía y Amor sublimado a nuestro ser amado, siendo su recuerdo estímulo y nuestra Paz su Paz.
Para ello, os dejo esta inspiradora forma de ver que es el silencio,escrita por Rubén Cedeño.

El silencio significa:
La capacidad de pensar sin cabeza,
La capacidad de volar sin alas,
La capacidad de caminar sin pies,
La capacidad de observar sin perturbar,
La capacidad de escuchar sin interrumpir,
La capacidad de palpar sin crear incomodidad,
La capacidad de disfrutar la flor sin robarle su aroma
y sobre todo, la capacidad de entrar en ti y ver tu realidad. 
La verdad sólo se puede conocer en absoluto silencio.
No sólo el silencio de afuera es necesario,también el silencio interior. 
Si al cerrar tus ojos tu mente está en silencio la puerta está abierta para conocer la realidad que te anima a vivir. Esa única realidad que llena tu alma de luz y claridad. 
Sin el silencio tu alma no tiene claridad, no tiene luz. 
El silencio es la atmósfera que el amor necesita para que tu alma brille. 
El silencio en un lado y el amor en el otro le dan alas a tu corazón. 
Esa belleza y esa armonía han sido perdidas debido a la ira, al orgullo, etc…esto es lo que significa la falta de silencio. 
Todas las preguntas están listas para ser respondidas, sin importar que profundas sean. Simplemente entra en la paz del silencio, calma ese mar de deseos, ese mar de ilusiones, deja que la calma te invada, deja que el silencio te posea, en ese momento lo viejo desaparece y lo nuevo nace en ti. 
Recuerda el silencio es el vientre de donde nacen los sabios. Si deseas adquirir sabiduría, vuelve a nacer en medio del silencio. Solo así encontrarás tu razón de ser, la razón por la cual has nacido… 
Sientate cómodamente, observa a tu alrededor, no juzgues, detente en tu afán, observa de nuevo, comprende que tu vida es un tesoro, deja tus preocupaciones a un lado…no hay necesidad de llevar un equipaje pesado, ya tu corazón tiene lo que necesitas en este viaje maravilloso que es tu vida… 
Deja el temor y permite que el silencio te posea, solo en esa inmensidad podrás escuchar la voz  dentro de tí llamandote a vivir plenamente, llamando para darte a conocer el secreto de la vida eterna, pero cuidado, no creas en promesas, haz que esta se convierta en tu única realidad…Solo en profundo silencio podrás comprender lo que significa todo esto y sobre todo el estar vivo…

Cuando entremos en estos periodos de silencio, que nuestros pensamientos cesen, nuestro corazón escuche y nuestra Alma hable de lo que sólo el Amor puede hablar... ¡Que Dios os Bendiga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario